Inicio Construcción Soldadura de plásticos. ¿Qué métodos hay?

Soldadura de plásticos. ¿Qué métodos hay?

267
Soldadura de plástico

La soldadura de plásticos se utiliza para unir piezas en dicho material, pero también para reparar desgastes como el que producen las grietas. En cualquier caso, y para conseguir hacer esto, los procesos que se utilizan son bastante variados y entre ellos se encuentran la soldadura por ultrasonido, la soldadura con gas caliente o la soldadura láser. Pero veámoslo con más detenimiento a continuación.

Métodos que se utilizan para la soldadura de plásticos

 

  • Soldadura por fricción

La llamada soldadura por fricción se utiliza a menudo, y desde hace tiempo, para unir piezas a través del propio calor que genera el acto de la fricción de las piezas. Este tipo de soldadura es muy útil para los procesos de fabricación, especialmente en campos como el aeroespacial o el de la automoción, pues es una técnica muy buena para unir plástico y metal.

  • Soldadura con aire caliente

La soldadura con gas caliente es un método muy extendido sobre todo para el ensamblaje de piezas pequeñas, y se llama así porque utiliza una pistola de calor que se diseña especialmente para este proceso. La pistola genera un aire caliente que ablanda las piezas plásticas que se han de soldar, pero no solo funciona con aire caliente, pues en el proceso se añade un material de relleno plástico que también es necesario para que el proceso de soldadura llegue a buen término.

  • Soldadura por láser

La técnica de soldadura por láser es muy buena para unir piezas termoplásticas. En este caso, es el rayo láser el que emite el calor necesario, y ese calor concentrado es el que permite la realización de soldaduras de tipo profundo y estrecho mientras se presionan las partes.

  • Soldadura por ultrasonido

La soldadura de plásticos por ultrasonido es un método de soldadura muy común que utiliza el calor generado por el movimiento mecánico (que se genera al transformar la energía) para unir las piezas. Este tipo de soldadura es uno de los más utilizados, pues es un proceso limpio, muy asequible, y que se puede utilizar en casi todos los materiales plásticos cumpliendo ampliamente con el mínimo de calidad necesario.

  • Soldadura por placa caliente

La soldadura con placa térmica o caliente es uno de los procesos más antiguos de soldadura plástica, y se realiza colocando una placa de metal previamente calentada cerca de las partes a ensamblar, y dichas piezas se van conectando bajo presión. La soldadura por placa caliente es un método de soldadura muy sencillo, por lo que es muy útil para la fabricación en masa o para objetos de grandes dimensiones o grandes diámetros.

  • Soldadura por inducción

Para realizar una soldadura por inducción se debe colocar una pieza de metal como conductor entre las piezas de plástico que se vayan a unir. Esa pieza de metal rodeará el material plástico y se calentará mediante un generador de alta frecuencia. Una vez que se caliente el material plástico se ablandará, permitiendo que se fusionen las piezas en una sola.

  • Soldadura de alta frecuencia

La llamada técnica de soldadura de alta frecuencia o también conocida como soldadura por radiofrecuencia, utiliza un campo electromagnético para unir dos piezas de plástico, y es que los campos eléctricos de alta frecuencia se utilizan para calentar el material plástico y ablandarlo, y para agregar presión y unir fuertemente los dos materiales.

  • Soldadura por vibración

La soldadura por vibración, o también conocida como soldadura lineal, es cuando dos piezas de plástico se conectan bajo presión. El calor se genera cuando se utiliza una vibración a lo largo de la interfaz común, en un proceso rápido y preciso.

  • Soldadura con disolventes

Esta técnica de soldadura suaviza las piezas de plástico utilizando disolventes como el “diclorometano” o el “tetrahidrofurano”, que ayudan a fusionar las cadenas de polímeros. Una vez que el solvente se evapora, se forma una soldadura fuerte que une las piezas plásticas, lo cual es un sistema muy útil para uso doméstico, como el que precisan objetos como las tuberías.

 

Como vemos, el plástico puede soldarse de diversas formas, y es que es un material muy propenso a los daños. Afortunadamente, las nuevas tecnologías han permitido que podamos repararlo de forma muy meticulosa y con excelentes resultados, sin necesidad de tener que reemplazar la pieza como antaño o darle un mal acabado con pegamentos.

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

ventajas y desventajas de la tecnología

Las nuevas tecnologías y sus aplicaciones han evolucionado de una forma exponencial y han …