Materiales de futuro que revolucionarán la arquitectura

Revestimientos de edificios que producen y conservan energía, un puente creado con una impresora 3D, cementos que se reparan a sí mismos y un bioplástico ultra resistente desarrollado a partir de restos de gambas. Éstos son los sorprendentes materiales y aplicaciones de uso en construcción que diferentes equipos de investigación ultiman en distintos lugares del mundo ahora mismo. Los vemos:

– Revestimiento de edificios con paneles de energía solar térmica. Se trata de un sistema de revestimiento que combina lamas de madera con vidrio y con un sistema de ventilación auxiliar. El modelo no sólo ofrece una opción ventajosa para recoger y almacenar energía en climas fríos, sino que también representa un tipo de configuración que ayuda a disipar el calor en épocas del año de gran calor.

El sistema consta de paneles prefabricados que se pueden instalar con un montaje de aluminio. Las lamas de madera funcionan como elemento adicional para desviar el sol en los días de verano, mientras que, en invierno, se crea una cavidad a resguardo que conserva el calor diurno en horas de la noche reduciendo las pérdidas de temperatura. Este modelo de regulación del calor fue desarrollado por el arquitecto Giussepe Fent y por la empresa Solar Nelson.

– El primer puente hecho con impresoras 3D del mundo. Se trata de una creación del diseñador holandés Joris Laarman. El nombre de la construcción es MX3D. El puente se construirá con una tecnología de metal multieje en la que participarán robots industriales provistos de elementos de soldadura. Los robots serán capaces de crear las partes del puente imprimiendo líneas de metal en capas unas sobre otras, de la misma manera en la que se realiza una forma en 3D en una impresora de última generación de este tipo.

La empresa constructora encargada de desarrollar el proyecto es la firma Heijmans. La empresa quiere construir un puente peatonal de 8 metros de largo y 4 metros de ancho que se instalará en el Canal Oudezijds, uno de los cursos de agua artificiales del Achterburgwal en Ámsterdam. El diseñador quería, en principio, completar el puente con esa técnica en el mismo lugar, pero se consideró una operación impracticable. Finalmente, se construirá en un almacén cercano a su emplazamiento definitivo.

– Cementos que se auto reparan y frenan sus propias degradaciones. Investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Cardiff en Gales están desarrollando un tipo de cemento que tiene la propiedad de auto repararse y de frenar la degradación del paso del tiempo.

Tres materiales

Se trabaja sobre tres tipos de materiales. Uno, compuesto con polímeros, otro con compuestos orgánicos y un último como cápsulas que contienen bacterias. El objetivo de la investigación es crear infraestructuras, como túneles, puentes o vías asfaltadas que tengan la propiedad de repararse a sí mismos sin intervención humana. Se trata de crear diseños sostenibles y más resistentes. Se calcula que las administraciones británicas invierten cada año del orden de 60 millones de euros en reparaciones de infraestructura de hormigón sólo en lo que se refiere a las carreteras.

– El nuevo origen para los bioplásticos. Científicos del Instituto de Ingeniería Wyss de la Universidad de Harvard ha creado un bioplástico utilizable en arquitectura a partir de cáscaras de gambas desechadas. Los restos de gambas tienen quitina natural que resulta muy resistente y que es similar a la cutícula de los insectos. La aplicación consiste en crear un derivado, el quitosano a partir de la quitina.

Este bioplástico tiene la consistencia y cohesión del aluminio y puede ser modelado con impresoras 3D. Además es biocompatible y biodegradable y puede sustituir a muchos otros productos fabricados a partir de combustibles fósiles. En la actualidad hay una gran cantidad de industrias, como la de aplicación médica, que necesitan de materiales biosostenibles que se puedan producir en cantidades masivas para usos comerciales.

Materiales revolucionarios para una arquitectura que reclama un futuro de sostenibilidad.